Son calamares rebozados en harina y fritos, ya sean servidos en un plato o en un bocadillo, este platillo puede encontrarse en toda España, suelen mojarse con jugo de limón para darle un pequeño toque acido a la fritura de este platillo.

Si estabas pensando que este plato viene de Roma por su nombre “calamares a la romana”, la respuesta es no.

El nombre se cree que viene debido a la usanza que tenían los misioneros jesuitas romanos. En los tiempos de cuaresma, era utilizado para pasar el ayuno o abstinencia de la misma, para los que no saben lo que es la cuaresma paso a explicarles brevemente para que puedan comprender a la perfección de que estamos hablando.

La cuaresma es un periodo de 40 días en los que las personas que realizan la religión católica pasan un periodo de tiempo esperando las pascuas.es un tiempo de perdón, reflexión y reconciliación.

Una posible explicación sobre el origen de los calamares a la romana, se lo puede encontrar en el siglo XVI. Se dice que comienza en Portugal cuando un misionero jesuita se fue a predicar al territorio japonés, para ser más exactos fue a Nagasaki. Fue muy observado por los “cocinillas” japoneses. Y llamo mucho la atención como rebozaba el pescado en épocas de cuaresma, de ahí se adaptó esta costumbre.

La expresión “a la romana “viene de una palabra de origen latino la cual es “témpora”.