Aunque los orígenes de este plato son bastante humildes siendo que antiguamente se colocaba en la olla cualquier cosa que se encontrara, desde conejos, pollo, judías y cualquier vegetal, no es sino hoy uno de los platos más deliciosos, variados, nutritivos y a su vez, saludables que hay. Si, así como lo lees, la paella no tiene un elevado contenido calórico si se piensa en lo nutritiva que es y la cantidad de proteína que contiene y su poderoso porcentaje de ácidos grasos como el Omega 3 en una porción de apenas 250 gr que tan solo ocupa 370 kcal. Con un alto porcentaje de proteínas, vitamina A, minerales tales como el zinc, selenio y hierro, siendo altamente rica en fibra y si se desea variar a algo aún más saludable esta puede ser hecha con arroz integral. También es útil para prevenir enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Ni hablar de la cantidad de mariscos que contiene que son capaces de aportar Vitamina A, B, D y E, siendo también ricos en minerales como el yodo, calcio y fósforo. ¿Cómo no animarse a hacerla parte de un menú variado? Si además de rica en nutrientes, contribuye con una alimentación rica y balanceada que además te brinda momentos gratos junto a tus seres queridos.