¿Cuál es la historia detrás de la paella?

En un principio la paella se caracterizó por ser un plato a base de verduras, aceite de oliva, azafrán y carne de conejo; todo esto se cocinaba y formaba una delicia, que se disfrutaba mucho en la época.

Existe una leyenda bastante impresionante pero creíble a la vez, que gira en torno a este platillo, la cual nos cuenta que un general francés en la Independencia de España le ofreció un trato a una mujer, en el mismo, se comprometía a liberar un prisionero español por cada nuevo plato de arroz que preparada. Se dice que de ese modo pudo liberar 176 prisioneros.

¿Por qué el nombre de «paella»?

Hay muchas incógnitas alrededor del nombre de la paella, la teoría más común, pero que difiere de otras entrañables leyendas, nos explica que en tiempos de antaño un hombre preparó paella a su novia para ganar y conseguir todo su cariño. Esto significaría que el platillo es una derivación de la frase «para ella».

Características de este platillo

Uno de los motivos por el cual la paella es un plato muy gustoso, es su variedad de ingredientes. Y es que muchos reemplazan o agregan distintos ingredientes para darle un nuevo sabor; por ello se ha consolidado como uno de los alimentos más variados en el mundo, por la diversidad de sus ingredientes y su modo de preparación.

Entre los componentes más recurrentes en una paella están: la carne de pollo, pato o conejo; pimientos, calabacines, frijoles, mariscos, azafrán y tomate. En síntesis, puede que este platillo sea muy cambiante, pero eso no quita que siendo un icono gastronómico en la cultura española.