La paella toma su nombre de la sartén tradicional ancha y poco profunda que se usa para cocinar el plato al fuego abierto. Paella significa "sartén" en valenciano, el idioma regional de Valencia.

Como plato fuerte puede tener raíces antiguas y una historia antiquísima, pero su forma moderna se remonta a mediados del siglo XIX, en el área rural alrededor de la laguna de la Albufera adyacente a la ciudad de Valencia, en la costa este, donde se ha preparado constantemente y se ha esparcido por toda la nación.

Existen tres tipos principales de paella: la Paella valenciana que se compone de arroz, vegetales como cebolla y pimiento rojo, conejo, pollo o pato, caracoles, frijoles y condimentos como azafrán. La Paella de mariscos la cual se compone de  arroz, varios tipos de mariscos como: Camarones, langostinos, Pulpo, Mejillón, cangrejo y condimentos. Y la Paella mixta la cual es una combinación de mariscos, carnes blancas, vegetales, frijoles y condimentos varios.

También existen otras variantes como es la Paella Negra, y su color se obtiene a raíz de la tinta de calamar la cual se adiciona en cantidad moderada que a su vez intensifica el sabor, también se agrega calamar en trozos, ajo, pimientos verdes, pimentón dulce, aceite de oliva y caldo de mariscos. Cabe destacar que muchos cocineros también agregan otros mariscos, como cangrejo y camarones.

La paella es un plato complejo, con muchos ingredientes y capas de sabores. Tradicionalmente, los españoles acompañan la paella con bebidas tales como: vino rosado o un vino blanco español  como el albari?o. Los amantes de los vinos espumosos pueden probar un buen cava español y los fanáticos del vino tinto pueden preferir una rioja española ligera para complementar la degustación.

Para su elaboración debe usarse la paellera, lo cual es un tipo de sartén redondo que está hecha especialmente para este trabajo. El sartén redondo, abierto, de metal tienen aproximadamente 2 a 2.5 pulgadas de profundidad o de 5 a 6 cm. Estas sartenes extienden el calor y resisten la cocción sobre brasas. Las paelleras pueden estar hechas de acero al carbono, acero inoxidable o esmalte y tienen dos asas. El material, la forma y la poca profundidad de las sartenes son las que las hacen perfectas para cocinar arroz, que es el foco principal de la paella. Las paelleras están disponibles en tamaños de una sartén de 9 pulgadas que produce de 1 a 2 porciones por cada sartén y suele servirse tradicionalmente en sí misma para conservar la tradición.