Puede ser una moda pasajera, pero la gastronomía ibérica ha tomado el relevo del "flamenco" y las "corridas de toros" como embajadores de la imagen de España fuera de sus fronteras. Porque, más allá de los "clichés" habituales, lo que España está vendiendo hoy en el mundo es una imagen de "modernidad". 

La Gastronomía Española Hoy

El padre de la tendencia gastronómica española "nueva cocina" de finales del XX y principios del XXI es indiscutiblemente el vasco Juan Mari Arzak, su restaurante Arzak en San Sebastián se encuentra entre los 10 mejores restaurantes del mundo desde hace varios años. Se podría comparar con un Bocuse o un TroisGros.

El que ya no presenta, Ferran Adrià es la locomotora de la gastronomía española. De su generación, el otro catalán Joan Roca, del restaurante Can Celler Can Roca en Girona (actualmente considerado el segundo mejor restaurante del mundo), también es una figura icónica. Ha desarrollado varias técnicas comúnmente utilizadas en todo el mundo hoy en día, como la creación del aparato Roner, que permite cocinar a temperatura constante. Entre los grandes chefs, también hay otra catalana, Carme Ruscalleda, el vasco Pedro Subijana, el fallecido catalán Santi Santamaría (1957-2011), el autoproclamado rey de la cocina tradicional antimolecular.

El "joven" vasco Andoni Luis Aduriz es considerado el futuro Ferran Adrià, su restaurante Mugaritz en Errenteria (Guipúzcoa) fue elegido tercer mejor restaurante del mundo (ranking San Pellegrino).

La Gastronomía Española del Mañana.

Para las generaciones futuras y para mantener la imagen de la gastronomía, se inauguró una universidad gastronómica en San Sebastián en septiembre de 2011.

La influencia de la cocina desarrollada por Ferran Adrià en los últimos 20 años es fácil de evaluar: hoy, cinco de los diez mejores chefs del mundo (Redzepi, Roca, Aduriz, Bottura, Achatz) han pasado por sus cocinas y Prácticamente todos los chefs españoles han realizado su año de prácticas en el Bullí.

La cocina técnico-emocional está en todas partes del mundo, en esto es importante la influencia de la gastronomía española. La cocina española gourmet, era bastante difícil de disfrutar por personas de menor poder adquisitivo, pero esta nueva tendencia de cocina gourmet española sea más accesible y más popular sin dejar de ser alta cocina , adquiriera su reconocimiento. Se han desarrollado tapas y pintxos, cada región ha desarrollado su estilo de cocina técnico-emocional en torno a sus tradiciones. Este da inicio de la era de la cocina Gastro-Bistro.

Al igual que los gastroempresarios y Ferran Adrià, la gastronomía española se está volcando hacia América del Sur, para desarrollarse y especialmente para renovarse. Y como predice Ferran Adrià, el futuro de la cocina española son las tapas y las comidas informales, como siempre ha sido.