Las migas manchegas, considerado como uno de los platos emblemáticos de Castilla - La Mancha, utiliza el pan duro de días anteriores y da como resultado un buen plato, que se ha convertido en el favorito para los desayunos españoles.
Tiempo de lectura estimado : 1 Minuto, 7 Segundos
Origen de las exquisitas migas manchegas
Origen de las exquisitas migas manchegas
Para lograr las auténticas migas manchegas se cocina el pan duro y se acompaña con carne de cerdo y chorizo. Es una receta que tiene varios siglos y era el sustento más común en la época de la trashumancia. Los pastores para poder aguantar sus largas jornadas de trabajo necesitaban un buen desayuno que le aportara la energía necesaria que los mantuviera en pie y ese era las migas manchegas.
 
Las migas manchegas no solo acompañaron a los pastores para mantenerse enérgicos, también se conoce su consumo en la época de la vendimia que por ser una jornada fuerte necesitaban un buen alimento que los mantuviera de pie y que rindieran; ahí la entraba de este sustancioso plato fácil y económico.
 
Esta comida se ha popularizado tanto que la puedes encontrar en tascas y fondas, las sirven como tapa y por supuesto acompañadas por un buen vino. Te aseguro que amenizará la reunión entre amigos. La receta original es a base de pan duro que se remoja y luego se sofríe con un poco de ajo, luego se incorpora la carne de cerdo, el tocino, chorizo que es lo que le va a dar su gran sabor y para terminar si gustas un huevo frito encima sería el toque de la época.