Pajarillos fritos hoy día una pequeña trampa

Los pajarillos fritos una de las tapas preferidas de las tabernas españolas hasta el siglo XX, han sido prohibidos, aunque todavía se ofrece este platillo, pero no es tal, han sido sustituidos por codornices criadas en granjas.
Tiempo de lectura estimado : 1 Minuto, 20 Segundos

Durante el periodo de hambrunas en el siglo XVII, en España se impuso la preparación de pajarillos, que se untaban con tocino y se freían en un sartén junto a dientes de ajo, perejil y pan rallado.

Pero lo más asombroso y terrorífico era como en esa época en la zona francesa de las Landas capturaban gorriones, que cebaban en pequeñas cajas oscuras dándoles alimento continuamente para engordarlos hasta convertirlos en una bola de grasa, así se evitaba que los huesos se calcificaran. Al cabo de veinte días mataban al gorrión ahogándolo en un vaso de Armagnac, para luego asarlo de cuerpo entero.

Pero lo más cruel era el momento de degustación, cuando el comensal se tapaba la cabeza con una servilleta de lino para comerse de un solo bocado al pajarillo seguido de un trago de Burdeos hasta que el ave se deshacía en la boca.

En España no se vio esa crueldad, pero sí se popularizó el consumo de los pajarillos fritos hasta muy entrado el siglo XX, se podían consumir en las tascas, tabernas, cantinas; pirámides de pajaritos fritos eran expuestos en las vitrinas de restaurantes y tabernas.

A finales del siglo XX, la vulgar comercialización de pajarillos fue prohibida, pero hoy día existen algunos bares, tascas y tabernas que ofrecen los pajarillos fritos, pero son un hibrido de codorniz criada en granjas, cumpliendo con las normas de bienestar animal legalmente vigente. La codorniz frita resulta ser un pájaro, pero con más carne.

Ayúdanos compartiendo