La base de la cocina española es naturalmente el aceite de oliva, y España es el principal productor mundial de este producto según el Consejo Internacional del Aceite de Oliva, el país  cuenta con 29 denominaciones de origen de Aceites de Oliva repartidas por todo el país. Un testimonio de la excelente calidad de los aceites de oliva extra virgen que se producen.

También se utilizan el Azafrán, el azafrán de la Mancha posee denominación de origen se diferencia de otros procesos de producción, único y original, que consiste en el desecado mediante tostado a fuego lento en lugar de desecado al sol, lo que parece ser el responsable de que el producto obtenido en la zona tenga una presencia mucho mejor, además de un mayor contenido en safranal y poder colorante y se comercializa únicamente en hebra, nunca molido

El pimiento de la vera aporta un gran poder colorante rojizo a las comidas, es el producto resultante de la molienda de pimientos rojos de distintas variedades como: Ocales, Jaranda, Jariza, Jeromín, y Bola. El sabor, aroma y color son estables dado el lento proceso de deshidratación empleado para su elaboración el cual es secado al humo. Se cultiva y elabora en la comarca de La Vera, provincia de Cáceres. 

El jamón crudo español “ibérico o serrano” sigue siendo el producto esencial de la gastronomía española. El jamón ibérico es un tipo de jamón serrano procedente del cerdo de raza ibérica, que posee denominación de origen por sus características de elaboración y curación del jamón.

La región ofrece una notable diversidad gastronómica en términos de mariscos langostinos, cangrejos, langostas, pero también carne y pescado debido a su ubicación geográfica que limita con el océano atlántico y el mar mediterráneo.

Y no podemos dejar de citar que un buen vino español siempre será e ingrediente mágico para un plato de altura. Gracias a las buenas cosechas de vino español de Cataluña, La Rioja, Galicia o Castilla-La Mancha, satisfacen paladares a  los amantes de una buna comida elaborada con ingredientes de calidad, aunada a un buen toque de vino o simplemente ser un buen acompañante.

La cocina española proviene principalmente de la dieta mediterránea, por ende se usa muy frecuentemente las aceitunas en diferentes variedades,  el ajo, el tomate y la cebolla, ingredientes que se encuentran en la base de la mayoría de los platos cocinados por sus pobladores y especialistas culinarios.