Roscón de reyes

El Roscón de Reyes es un dulce tradicional español que se disfruta cada 6 de enero. Su masa es suave y esponjosa, coronada con frutas abrillantadas y azúcar. En su interior se esconde una sorpresa, quién la encuentre será rey por un día. Su elaboración requiere tiempo y paciencia, pero el resultado vale la pena. Un verdadero manjar para compartir en familia.

Repostería
2 horas
8 Porciones

Para preparar el Roscón de Reyes se necesita paciencia y dedicación.

Los aromas de la ralladura de naranja y limón se combinan con la suavidad de la manteca y el toque especial del ron y el agua de azahar.

Una vez formada la masa y dándole la característica forma de rosca, se deja reposar para que tome su volumen antes de hornear.

Al final, el roscón, adornado con frutas abrillantadas y azúcar, se convierte en una delicia perfecta para compartir en la época navideña.

Ingredientes

250 gramos de Harina de trigo

3 Huevos

50 gramos de Manteca

50 gramos de Azúcar

5 gramos de Levadura seca

1 cuchara de Ralladura de naranja

1 cuchara de Ralladura de limón

1 cuchara de Ron

1 cuchara de Agua azahar

100 gramos de Frutas abrillantadas

1 cuchara de Azúcar

1 pizca de Sal

Preparación

Paso 1 : En un bol se colocan la harina, 2 huevos y la levadura.

Paso 2 : En una cacerola se pone la ralladura de naranja y limón, la manteca, el azúcar, el ron, el agua de azahar y la sal.

Paso 3 : Se calienta todo sin que hierva, hasta que se derrita la manteca.

Paso 4 : Se agrega la mezcla al bol con la harina y se amasa hasta conseguir una masa uniforme.

Paso 5 : Luego, se forma una bola, se tapa y se deja reposar durante 1 hora hasta que duplique su tamaño.

Paso 6 : Posteriormente, se pone la masa sobre una placa de horno y se le da forma de rosca.

Paso 7 : Se pinta el roscón con el huevo, se le añaden las frutas abrillantadas y se deja reposar durante 1 hora más.

Paso 8 : Se vuelve a pintar con huevo, se espolvorea con azúcar y se mete en el horno precalentado a 180º C por media hora.